Imponentes Celaya y Castillo en trampolín sincronizado
15
Dic.
2019

 

Imponentes Celaya y Castillo en trampolín sincronizado

Juan Celaya y Yahel Castillo le dieron a México su medalla de oro número 19  los Juegos Panamericanos Lima 2019.
 
La dupla dominó el trampolín sincronizado de 3 metros en el Complejo Acuático de la Videna con saltos de alto grado de dificultad que los llevaron a superar a las parejas canadiense y estadounidense, plata y bronce respectivamente.
 
“Desde que salí de México comenté que iba a enfocarme en los clavados sinncronizados y creo que estoy dando resultados. El oro obtenido hoy es un gran aliciente en el camino a Tokio”, dijo Yahel.
 
En la última final de la jornada. los mexicanos sumaron 429.81 puntos y un triunfo a su cosecha como pareja. Apenas a mediados de julio la dupla logró la plaza olímpica en la misma modalidad.
 
“En poco tiempo nos hemos entendido bien y esperamos que esta racha de buenos resultados continúe. La verdad nunca me imaginé regresar a casa con dos preseas”, opinó Celaya, quien mañana participará en la final de trampolín individual.
 
Fue el segundo metal áureo para Juan luego de quedar primero en plataforma sincronizada junto con Iván García.
 
En la primera final de la tarde, Alejandra Orozco logró bronce en plataforma individual, mientras que Gabriela Agundez ocupó la sexta casilla.
 
Las mexicanas tuvieron un desempeño irregular en las primeras rondas de la competencia, pero Orozco logró recuperar posiciones en su cuarto salto para meterse al podio.
 
“Esta medalla la disfruto mucho porque viene después de un columpio muy difícil que fue el Mundial. Le agradezco a toda la gente que confió en mi”, dijo Alejandra, quien obtuvo su primer medalla individual en Panamericanos.
 
Orozco, quien totalizó 356.10 puntos, tiene en su palmarés una presea olímpica obtenida en Londres 2012, mientras que Gabriela  es medallista de bronce en los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018.
 
“Di lo mejor que tenía y se que el camino a Tokio continúa”.
 
La de ayer fue el primer metal individual de la seleccionada en Juegos Panamericanos luego de  lograr bronce en plataforma sincronizada en Toronto 2015. La prueba fue dominada por Canadá que consiguió el 1-2.
 
Hasta el momento los clavados suman cinco medallas en Lima.